Inicio Articulos 10 razones por la que Japón es seguro

10 razones por la que Japón es seguro

Compartir

Todos hemos oído acerca de lo seguro que es Japón. Sin embargo, a menos que vivamos aquí, no podemos entender por qué Japón es considerado tan seguro.

Los que recién han llegado pueden llegar a pensar que la seguridad es forzada a través de una sociedad rígida que no permite la libertad de expresión, o que los japoneses están demasiado preocupados por la verguenza al cometer un delito, o que el gobierno actúa rígidamente con penas durísimas para evitar los delitos.
En realidad, ninguno de estos es cierto.

Pero antes, hay que poner en claro que no se está diciendo que en Japón no hay delitos. Los hay, algunos horrendos, pero comparativamente con otras naciones los números están entre los más bajos del planeta.

No se puede negar que hay una cosa que Japón hace mejor que ningún otro país. Siga leyendo este artículo para ver mis observaciones.

Bueno. La única cosa que Japón hace mejor que cualquier otro es que que pone un fuerte énfasis en la prevención del delito. La seguridad de sus ciudadanos es primordial. Aquí está una lista de algunos de los factores que creemos que ayudan a Japón a estar libre de peligro.

1. Los ATM

Los cajeros automáticos en Japón se encuentran dentro de los edificios de los bancos, o dentro de los combinis, lo que proporcionan entornos seguros para retirar dinero en efectivo. Pueden ser ligeramente menos conveniente que los cajeros automáticos de estilo “ventana en la pared” que se encuentra fuera de los bancos en otros países, pero los cajeros automáticos de Japón son mucho más seguros y ofrecen un mayor grado de privacidad. Con el “ventana en la pared” de otros países el usuario puede ser observado desde cualquier ángulo porque está en la calle. Dentro de un edificio o combini existen cámaras por doquier y se le hace un poco difícil al potencial ladrón de escapar dado que puede ser visto por otros, ser grabados, o cerrársele la puerta.

Especialmente en mi país, EEUU, existen los cajeros “drive thru” que puedes retirar dinero sin bajar del auto. Pero son imanes del crímen, especialmente en la oscuridad.

2. Los combinis, estación de gasolina, etc..

En Japón, nunca se encontrará que solo una persona trabaja en cualquier tienda de conveniencia, estación de gasolina o en cualquier lugar que fácilmente podría ser asaltado, incluso si sólo hay una persona en el mostrador, se puede casi garantizar que hay otro miembro del personal en la oficina contigua, en la oficina o en el almacén. Por un lado, es más costoso emplear o pagar a esa persona extra cuando solo uno podría atender cuando hay pocos clientes, especialmente en la madrugada, pero por el otro, se pone primero la seguridad a los empleados y hace que la tienda sea también más segura para los clientes.

3. Vigilancia en los parqueos de los Mall

En los parqueos de las grandes tiendas, como Aeon, edificios públicos, etc. siempre verás a los asistentes de estacionamiento en Japón en cualquier parte, estan por doquier con su vara roja luminosa indicando donde estacionarse o regulando el tráfico dentro del estacionamiento, que a veces ni los ves. Pero la mera presencia de estas personas disuade a los delincuentes de romperte el vidrio de tu auto y llevarse tus pertenencias sino el auto. El número de robos de autos mientras estan estacionados en los parqueos de tiendas es muy bajo. Ojo, no es cero.

4. Guardias de seguridad.

Los bancos emplean a menudo y a tiempo parcial a jubilados para ayudar y orientar a los clientes dentro de los bancos. Estas personas saludan a todos los clientes y hasta ayudan a utilizar las funciones de los cajeros automáticos. También están atentos a alguna posible actividad sospechosa y proporcionan una barrera más para alguien que piense en asaltar el banco a través de la ventanilla.

5. Prohibido el uso de armas.

En Japón no se expide licencias a particulares para portar armas. Las armas solo son portadas por policias. En los casos que se han usado armas estas han sido importadas ilegalmente por mafiosos. Bajo ninguna circunstancia se expide licencias o se permite portar armas a los civiles.

6. Cero tolerancia a las drogas.

Paris Hilton, los Rolling Stones y Paul McCartney son entre los más famosos a quienes se les ha negado la entrada en Japón debido a condenas por drogas anteriores. Los actores y estrellas televisivas japonesas, de quienes se espera que sean modelos de comportamiento, piden disculpas a sus fans en la televisión nacional si son atrapados usando drogas.

Estas acciones refuerzan que, mientras las personas son libres de tomar sus propias decisiones sobre su estilo de vida, el país no admite o no apoya su pobre decisión, e incluso drogas como la marihuana, ahora despenalizada en varios países, son todavía considerados un tabú por la mayoría en Japón.

7. Tolerancia cero al conducir luego de beber

En Japón no se deja a la persona decidir si se puede conducir con seguridad o no mientras está bajo la influencia del alcohol. La tolerancia cero significa que no se debe beber alcohol cuando se conduce y punto. En algunos países los ciudadanos piensan que una o dos cervezas no influye en su forma de manejo (es decir, se autoregulan) pero en Japón es claro que no se debe manejar después de beber alguna bebida alcohólica. ¿Quiere ir a tomar una copa después del trabajo, pero llegó en auto? Evítese problemas, llame un “daikou”, un servicio de taxi especializado que viene con un conductor adicional para llevar su auto a casa mientras que usted va en el taxi.

8. Koban

Comisarías pequeñas, a menudo no más grandes que una habitación individual con un escritorio y un par de sillas, los llamados koban están ubicados estratégicamente en las ciudades y barrios. Así que siempre puede encontrar un refugio seguro, informar algo sospechoso o simplemente preguntar por direcciones si está perdido. Su presencia por muchos lugares también anima a la gente a reportar objetos perdidos, incluyendo dinero en efectivo.

9. Zonficación

Debido a las leyes de zonificación de Japón, que es más incluyente que excluyente, una zona puede tener múltiples usos. Las tiendas de conveniencia pueden ser autorizados a establecerse cerca o al costado de viviendas. Y a veces hasta fábricas. Mientras que la presencia de empresas en un barrio o zona residencial puede producir un cierto grado de ruido, la presencia de tantos posibles testigos alrededor desalienta la actividad criminal en torno a ambos, a las casas y negocios.

10. Limitada política de inmigración.

Si bien podemos criticar a Japón por no ser más abierto a la inmigración, no podemos negar que es una medida utilizada por el gobierno para asegurar que el país mantiene un sistema común de creencias y un compartido sentido de valores entre su población. Básicamente, al no estar abierto a culturas y otros sistemas de valores, son capaces de preservar las propias.

Amy Chávez
Colaboradora