Compartir

Las autoridades locales de la prefectura de Kagawa comenzaron a sacrificar cerca de 92,000 pollos después de que se detectó la cepa altamente patógena H5 de la influenza aviar.

El brote fue confirmado en una granja de aves de corral en la ciudad de Sanuki. Las aves dieron positivo en pruebas genéticas, convirtiéndose en el primer caso de gripe aviar que afecta Japón esta temporada. La operación de sacrificio debe completarse dentro de las 24 horas.


La granja notificó el miércoles por la mañana al gobierno de la prefectura de un posible caso de gripe aviaria y dijo que habían muerto 55 aves en uno de sus gallineros.

En pruebas preliminares, tres de los 11 pollos dieron positivo. Los exámenes genéticos en los pollos comenzaron el miércoles y las autoridades confirmaron sus resultados el jueves.

El traslado de las aves de corral y huevos estará restringido en un radio de 3 kilómetros desde el sitio infectado y las granjas dentro de un radio de 10 km tendrán prohibido transportar aves y huevos fuera del área.

La granja ha dejado de enviar pollos a otro lugar y el gobierno de la prefectura ha limpiado el área con desinfectantes.