Inicio Copa del Mundo Perú se despide del Mundial con un emotivo 2-0 ante Australia 

Perú se despide del Mundial con un emotivo 2-0 ante Australia 

Compartir

Victoria histórica, pese a la eliminación: la selección de Perú se despidió hoy de Rusia 2018 con un simbólico triunfo de 2-0 ante Australia, un resultado sin importancia para el torneo, pero cargado de emociones para los sudamericanos en su regreso a los Mundiales de fútbol tras 36 años.

Además de volver a celebrar por primera desde 1982 un gol en una Copa del mundo con los tantos de André Carrillo en el 18′ y de Paolo Guerrero en el 50′, Perú festejó en el estadio Fisht de Sochi su primer triunfo mundialista en 40 años.

Pese a que el equipo llegó a su último cruce en el Grupo C ya eliminado, el habilidoso extremo Carrillo hizo saltar de alegría a la festiva hinchada “blanquirroja” en el Fisht tras casi 20 minutos con un potente derechazo y un gol histórico: fue el primer tanto de los peruanos en un Mundial tras 13.153 días, 36 años después de que los “incas” perdieran 5-1 con Polonia en España 1982.


Los “socceroos” pagaron cara su inexperiencia y, pese a dominar el partido, se vuelven a casa sin celebrar una victoria en Rusia 2018 tras dos derrotas y un empate.

La selección dirigida por el holandés Bert Van Marwijk había llegado a la fecha final de la llave con una opción mínima de clasificarse, pero necesitaba para eso derrotar a Perú y esperar a que Dinamarca, que empató sin goles con Francia, perdiese ante los galos.

Como ironía cruel del destino, Perú celebró su primera victoria en Rusia de forma inversa a como había empezado: jugó mal, pero mostró efectividad frente a la portería rival.

“Jugamos mejor los partidos anteriores”, reconoció el seleccionador peruano, Ricardo Gareca. Pero “fuimos efectivos. Lo que por ahí nos faltó en otros momentos, hoy lo tuvimos”, analizó el técnico argentino.

La “Blanquirroja” fue superior a Dinamarca en su debut, pero no pudo concretar varias ocasiones y recibió un baño de agua fría al sufrir el 1-0 en contra en una de las pocas llegadas de los europeos.

Ese traspié selló el destino de los peruanos en Rusia. El cuadro “inca” volvió luego a perder por 1-0 frente a la poderosa selección francesa, pese a que consiguieron plantarle cara por momentos al lujos plantel francés en torno a Antoine Griezmann y Kylian Mbappé.

Además de Carrillo y Guerrero, hizo un buen partido con Perú el talentoso volante Christian Cueva, traicionado por los nervios en los primeros dos duelos y tras fallar un penal ante Dinamarca. Carrillo fue elegido como el mejor jugador del partido.


“Cambiaba mis buenos partidos por la clasificación”, dijo Carrillo. “Esto no acaba. Estamos eliminados, pero esta selección va por buen camino y dará mucho que hablar”, prometió por su parte Paolo Guerrero, goleador histórico de Perú e ídolo de la hinchada peruana.

Australia arrancó mejor en el Fisht asfixiando la salida de pelota de los peruanos, aunque sin fútbol suficiente para llevar peligro al arco rival.

En contrapartida, en su primera llegada clara, Perú mostró por fin la pegada que no había tenido hasta ahora en Rusia y gritó el gol que su hinchada tenía “atragantado” desde el comienzo del Mundial.

Guerrero recibió en el área y la cruzó al otro lado, donde Carrillo la empalmó de primeras con un bello disparo que sacudió las redes rivales. El tanto hizo estallar de júbilo a la hinchada “inca”, más de 15.000 peruanos que pintaron de blanco y rojo el Fisht.

Los australianos desperdiciaron luego varias ocasiones. “Para este equipo es difícil marcar la diferencia haciendo goles jugando a este nivel”, lamentó el técnico Van Marwijk.

La poca efectividad de los “socceroos” les volvió a pasar factura en el arranque del segundo tiempo: Guerrero gritó su primer tanto con su selección en un Mundial con un disparo cruzado con la izquierda tras una buena jugada individual de Cueva.

Australia volvió a desperdiciar después varias ocasiones ante un Perú con la fortuna que se le había negado antes en Rusia. Jugando ya sólo al contragolpe, la “Blanquirroja” tuvo una ocasión clara de aumentar la cuenta con un disparo de Edison Flores que se estrelló en el palo en el tramo final.

A la hinchada, sin embargo, no le importaron ni las ocasiones perdidas ni la eliminación tras el histórico partido de Sochi.

“No nos podíamos ir sin una victoria. Felices, felices”, dijo a la agencia dpa con las palabras atragantadas por las lágrimas de emoción Jorge Lazo, un limeño de 51 años en el estadio.

“Nos vamos bien, pero queríamos más”, dijo por su parte el volante Edison Flores.

En los instantes finales, la barra inició su fiesta en las tribunas cantando “olé, olé” y entonando a gritos el himno mundialista peruano, el vals “Contigo Perú” de Arturo “Zambo” Cavero, que sonó de los altavoces de un Fisht blanquirrojo. Perú celebraba una marca histórica: una victoria mundialista, la primera desde el lejano 4-1 sobre Irán en Argentina 1978.

Agencia dpa ©
Derechos de publicación adquiridos.