Inicio JAPON Gobierno japonés da a conocer el mapa nacional de riesgos sísmicos para...

Gobierno japonés da a conocer el mapa nacional de riesgos sísmicos para 2018

Compartir

Un grupo del Gobierno japonés actualizó sus previsiones sobre riesgos de terremotos en el país para los próximos 30 años. El martes, expertos del Comité de Investigación de Terremotos publicaron el más reciente mapa nacional de riesgos sísmicos.

El equipo revisa el mapa anualmente con base en la más reciente información acerca de fallas activas y estudia los resultados de los terremotos más importantes.

El mapa muestra los cálculos de probabilidades de que se presenten terremotos con una intensidad mínima de 5,5 a 6 en la escala japonesa, de 0 a 7, en las ciudades más importantes del país.


Las probabilidades de fuertes sismos en las localidades del este de Hokkaido se incrementaron de manera importante en las proyecciones de 2018, después de la reevaluación de la actividad sísmica en la fosa de Chishima, en las costas de la isla septentrional del país. Los expertos afirman que existe riesgo de un gran terremoto de una magnitud mínima de 8,8 en la región.

Entre las ciudades con alto riesgo se incluye Nemuro, con 78 %, 15 puntos por encima de la previsión anterior, en abril del año pasado.

Localidades de la región de Kanto y la costa del Pacífico continúan teniendo altas probabilidades de actividad sísmica. Los expertos prevén un posible megaterremoto a lo largo de la fosa de Nankai, frente a las costas del Pacífico del centro y oeste de Japón, así como en el área de Tokio.

La ciudad de Chiba, justo al este de la capital, obtuvo la más alta probabilidad, con 85 %. La cifra para Yokohama, sur de Tokio, fue de 82 %, y para Shizuoka, hacia el oeste, sobre la costa del Pacífico, de 70 %.

La previsión para el centro de Tokio fue de 48 % y para Nagoya, centro de Japón, de 46 %. Estas cifras permanecen casi sin cambios con respecto a las estimaciones anteriores.

Osaka, en el oeste de Japón, recibió 56 % de posibilidades. La semana pasada, la ciudad experimentó un terremoto de intensidad de entre 5,5 y 6 en la escala japonesa.