Brasileña sospechosa de asesinato dijo que no tiene nada que confesar

Compartir


La principal sospechosa del abandono del cadáver de la enfermera japonesa Rika Okada (tenía 29 años), la nikkei brasileña Oishi Kety Yuri (32 años) fue arrestada ayer.
El hecho ocurrió en Marzo del año 2014 en la prefectura de Osaka.
Oishi y la víctma eran compañeras de la escuela primaria y secundaria. La brasileña Oishi fugó hacia Shanghai, China. Ella viajó a ese país con un pasaporte falsificado a nombre de la asesinada Okada y por ello estaba detenida por la policía de China hasta ahora.
No existe un tratado de extradición entre China y Japón, la policía japonesa estaba solicitando ante las autoridades chinas la entrega de la brasileña para la investigación por sospecha de asesinato de la japonesa Okada. China aceptó la petición y ayer la brasileña fue trasladada a Japón y fue arrestada al llegar al aeropuerto. (inicialmente ha sido arrestada por usar la tarjeta bancaria de la víctima)
En las investigaciones por el asesinato de la enfermera japonesa, cuando se le leyó por lo que está siendo investigada Oishi dijo que ha comprendido sobre el arresto pero que no tiene nada que confesar (准看護師殺害で逮捕の女: 話すことはありません)

Arrow
Arrow
Slider