Chileno sospechoso de desaparición de japonesa niega participación.

Compartir


Un chileno requerido por la policía francesa en relación con la desaparición en Francia de una estudiante japonesa de 21 años de edad ha presentado una declaración a investigadores chilenos donde niega su participación en su desparición y posible asesinato.

En el comunicado presentado a finales de diciembre, Nicolás Zepeda Contreras, de 26 años, admitió haber visto a Narumi Kurosaki, de 21 años, en su dormitorio de una universidad en Besançon, al este de Francia, donde ella estudiaba. Pero dijo que salió de la habitación después de despedirse y quedar en reunirse de nuevo al día siguiente y que salió del edificio a través de una salida de emergencia, agregando que nunca ha contactado con Kurosaki desde entonces. Desde aquel día Kurosaki está desaparecida.

Kurosaki, una joven de la Universidad de Tsukuba, en Ibaraki, desapareció después de cenar y regresar a su dormitorio con Zepeda la noche del 4 de diciembre, según testigos.

Aunque su cuerpo no ha sido encontrado, las autoridades francesas dijeron que tienen suficientes pruebas para creer que fue asesinada al hallar evidencias de ello. Por ello colocaron al chileno en la lista buscados de la Interpol y pidieron a la justicia de Chile que lo detuvieran después de confirmarse que había regresado a su país.

El Tribunal Supremo de Chile rechazó la solicitud de arresto el 3 de febrero, alegando falta de pruebas, pero en lugar de ello le prohibió salir del país por dos meses.

Zepeda compareció ante el tribunal el martes (esta mañana en Japón) para ser informado sobre la solicitud de Francia de detenerlo y extraditarlo y la prohibición de salir.

Zepeda y Kurosaki supuestamente se conocieron en Japón y comenzaron a salir en febrero del 2015, pero se separaron en octubre de 2016 después de que Zepeda volvió a Chile y Kurosaki se fue a estudiar en Francia.
.

. .