Inicio JAPON ¿Sufre de kafunsho?. Siga estos consejos

¿Sufre de kafunsho?. Siga estos consejos

Compartir


Llega la primavera y los cedros empiezan a lanzar al aire el polen, el origen del kafunsho. La Agencia de Meteorología predijo altas concentraciones de polen, especialmente en la parte oeste de Japón.
La alergia al polen puede causar diferentes síntomas. Los más comunes son los siguientes: Lagrimeo, picor, enrojecimiento ocular y otras reacciones relacionadas con la conjuntivitis. Rinitis alérgica (también conocida como fiebre del heno) o inflamación de la mucosa nasal, que causa congestión y goteo nasal.
El diario Mainichi presentó consejos de cómo protegerse o disminuir las molestias del kafunsho.

Y lo hemos traducido. Es bastante largo y es bastante útil. Por ello pedimos COMPARTIR antes de ver la información.

GRACIAS POR COMPARTIR

En primer lugar, es importante limitar la cantidad de polen que las personas traen a casa desde fuera. Kazu Tsurumaki, asesor de Kao Corp., recomienda que la gente use ropa hecha de un material en que el polen no se adhiera tan fácilmente. Por ejemplo, evitar la lana y en su lugar usar poliéster.
Las prendas de “fleece” son de poliéster, pero su porosidad coge y retiene el polen, así que no es una buena opción. El polen también se adhiere al pelo, por lo que usar sombreros es recomendable, además de máscaras y gafas. Al regresar a casa desde fuera, uno debe quitar el polen de su abrigo o sombrero en la entrada antes de entrar golpeando tal como si lo hiciera con el polvo menciona el artículo del diario Mainichi.
El polen también se adhiere a la ropa por la electricidad estática. Según Kao, el uso de suavizantes al lavar la ropa evitará la producción de electricidad estática y reducirá la cantidad de polen que se pega a la ropa en un 75 por ciento. Otra idea es usar ropa u otros artículos fabricados con fibras que impiden la electricidad estática.
Incluso si solo una persona en una familia tiene síntomas o sufre de kafunsho, la ropa de toda la familia debe ser secada en interiores.
“Hay personas que cuelgan su ropa lavada al aire libre por la noche, pero el polen está en el aire también por la noche. Yo no recomiendo hacer esto porque dependiendo de las condiciones climáticas, el polen puede ser arrastrado por el viento y pegarse en la ropa“, dice Tsurumaki. Si uno cuelga la ropa en el balcón o al aire libre cada pieza de ropa debe ser golpeado o sacudida para evitar que el polen siga impregnado en la ropa antes de meterlo dentro del hogar.

En habitaciones con temperaturas de 20 grados centígrados o más sin mucha circulación de aire, es más probable que gérmenes crezcan en la ropa mojada o recién lavada si la cuelga en el interior para evitar el polen. Hay detergentes para el lavado de ropa que reclaman ser antibacterianos o para el secado en interiores que ayudan con este problema. Al secar la ropa en el interior, la ropa debe estar separada por al menos un puño de espacio, unos 8 cms. para permitir que el aire pase a través de las prendas. Otra buena idea es usar un ventilador para crear una corriente de aire.

Sin embargo, alrededor del 60 por ciento del polen que entra en los hogares no lo hace en la ropa, sino a través de orificios como las ventanas, puertas, ventiladores al exterior, las ranuras de correo. Incluso en una habitación con poca circulación de aire, es difícil mantener la cantidad de polen en cero. Para evitar las molestias por el polen al interior, se debe en cuenta varios puntos al limpiar.

Normalmente, entre el orden de hacer la limpieza, el pasar el trapo o toallas limpiadoras sobre mesas o superficies se hace después de barrer o pasar la aspiradora, pero Tsurumaki dice: “Junto con el polvo normal de suciedad el polen vuela (al barrer o aspirar). En esta época del año, es mejor limpiar primero las superficies. Vale la pena intentar un método anticuado de limpieza al colocar periódico humedecido en el suelo, pasar el trapo o toallas limpiadoras sobre la mesa y al final barrer o usar la aspiradora.

El polen también puede aferrarse fácilmente a alfombras, cojines, sofá, sillas cubiertas de tela, cortinas y otros productos textiles. Cuando se utiliza una aspiradora en estos productos o sobre la alfombra, se debe mover lentamente horizontal y verticalmente como dibujando cruces. El rociar los productos anti olores, como Fabreeze, que tienen propiedades de electricidad antiestática ayudará a evitar que el polen se pegue.
En los días con pronósticos muy altos de polen, generalmente no hay otra opción que cerrar las ventanas durante la limpieza. Use cortinas muy delgadas o de tul y abra las ventanas unos 10 centímetros, permitirá el flujo de aire mientras se evite que entre el polen. Por supuesto, uno no debe olvidarse de usar una máscara mientras se hace la limpieza.

Las tiendas Loft, en Shibuya, Tokio, ha comenzado a vender alrededor de 120 variedades de productos para el uso contra resfriados y kafunsho desde comienzos de febrero. Alrededor de 80 de estas variedades son máscaras de varios tipos.
“En los últimos años, las máscaras se han vuelto más avanzadas y las que reducen el 99 por ciento de impurezas se han convertido en algo común. Ahora la atención se centra en las máscaras que son más cómodas al usar”, dice Yu Iwasaka, encargada de marketing de Loft. Ella dice que los productos populares incluyen “máscaras de calentamiento” que se calientan por la respiración de una persona, las máscaras contra bacterias en las que se usan carbón para evitarlas, y máscaras que cubren el orificio entre la nariz y la mejilla para evitar así que los lentes se empañen por la respiración.
Alrededor de la mitad de las ventas de máscaras en Loft son del producto llamado “Pitta Mask“, que cuesta 474 yenes por un paquete de tres. Las máscaras están hechas de un material de poliuretano suave y estirable y se pegan cerca de la cara, no causan dolor en las orejas y se pueden usar durante largos períodos. Se dice que pasa bien el aire y son fáciles de respirar y no da esa sensación de ahogamiento.
El fabricante, Arax Co., de Nagoya, dice de su producto Pitta Mask: “Otra característica (de las máscaras) es que se pueden lavar y usar repetidamente. Incluso, después de tres lavadas, conservan el 99% de su capacidad de capturar el polen. Y este año son tan populares que la producción se ha elevado mucho que no podemos cumplir con todos los pedidos rápidamente”.

Mientras tanto, los purificadores de aire son cada vez más personalizados. Un producto popular en Loft es el purificador de aire personal “Pure Supply“, que es portátil y es colgado en el cuello. Se dice que los iones emitidos por el aparato alejan el polen y los virus del área alrededor de la cara. No emiten ningún sonido ni olor, y se pueden utilizar por cerca de 120 horas después de ser cargado con un cable del USB.
“Comparando con las máscaras es caro, a 12.000 yenes, pero los turistas extranjeros también están interesados ​​en ellos, y estamos vendiendo alrededor de 100 por semana en todas las tiendas Loft”, dice Iwasaka.
.

. .

Slider