Inicio JAPON Policía reconsiderará el sistema de compensación para víctimas de crímenes familiares

Policía reconsiderará el sistema de compensación para víctimas de crímenes familiares

Compartir

Cincuenta y cinco por ciento de los casos de asesinato y tentativa de asesinato a nivel nacional durante el año 2016 fueron cometidos por miembros de la misma familia, el más alto que años anteriores, según una investigación de la Agencia Nacional de Policía (NPA, por sus siglas en inglés) informa el diario Mainichi.

Sin embargo, las víctimas no pueden recibir compensación del gobierno bajo el sistema actual.


La NPA reportó que un total de 770 casos de homicidio o intento de asesinato durante el año 2016. El número es aproximadamente casi la mitad de los casos en comparación con el año 1979. Sin embargo el porcentaje de crímenes cometidos dentro de las mismas familias ha aumentado de 44 % a 55%. La NPA formó un panel consultivo de expertos el 10 de abril para debatir si las víctimas de estos crímenes familiares, cada vez más comunes, deberían ser elegibles para recibir una compensación monetaria. Se espera que este panel haga una recomendación antes del final del verano de este año.

Bajo el sistema actual, si alguien muere como resultado de un crimen (asesinado), su familia es elegible para recibir hasta aproximadamente unos 30 millones de yenes en compensación pagados por el gobierno informa el diario Mainichi (現行制度では、犯罪で被害者が死亡した場合、遺族に最高約3000万円が給付され). Aquellos que resulten lesionados o discapacitados como resultado de un crimen o intento de asesinato también son elegibles para recibir las reparaciones monetarias. Sin embargo, en los casos en que un delito ocurre en el seno de una familia, como entre cónyuges o entre padres e hijos, salvo en algunos casos de violencia doméstica o abuso infantil, las víctimas o los familiares sobrevivientes no pueden recibir la compensación informa el diario Mainichi.


“Después de cumplir la condena de prisión, el delincuente que es un familiar puede regresar a vivir con la víctima, y ​​existe la posibilidad de que el dinero finalmente pueda ser usado por el criminal y no por la víctima”, explicó la agencia, entre otras razones al explicar el por qué de las reglas actuales.

De hecho, hay un gran defecto o problema en el sistema. Cuando la agencia policial investigó los casos de homicidio e intento de homicidio ocurridos entre miembros de la misma familia en el año 2014, se descubrió que entre los casos de intento de asesinato, el 82% había vivido con su agresor cuando ocurrió el incidente y las víctimas, en el 67%, dijeron durante las investigaciones o durante el juicio que seguirían viviendo junto con sus agresores en el futuro (luego de cumplida la pena).
En los casos de asesinato, el 41 por ciento había vivido juntos en ese momento, y el 63 por ciento de los familiares sobrevivientes dijeron que deseaban vivir con el agresor después de que ésta cumpla su pena.
Resumen: Mainichi
Link de la noticia: AQUI
.

. .

Arrow
Arrow
Slider