Ladrón roba réplicas y no se lleva piezas de oro original. Niigata-ken

Compartir

En la madrugada del día 17 sonó la alarma en el Museo de Aikawa ubicado en la ciudad de Sado, aparentemente alguien entró en el museo forzando la entrada.

Según la policía, la ventana de vidrio del costado de la entrada estaba rota y 5 piezas de oro que estaban en exhibición al público fueron robadas.


El guardián llegó al museo en 28 minutos desde que sonó la alarma, al parecer alguien robó las piezas en ese lapso.

Sin embargo, las piezas de oro que fueron robadas son en realidad réplicas del oro excavado en la Mina de Sado, la cual fue cerrada en el año 1989.

Son piezas bañadas solo con pan de oro solo en la superficie.

Al costado de estas piezas, estaban otras 3 piezas de plata y otra de oro de 1 kilogramo de peso, pero estos a pesar que eran verdaderas no fueron robadas.

Se supone que el ladrón confundió la plata y el oro reales con las réplicas.

La policía busca el autor.
.

. .