Condenan a prisión indefinida a ex-soldado EEUU por asesinato. Okinawa

Compartir

Un tribunal condenó a un ex trabajador de la base de EE.UU. a prisión indefinida (cadena perpetua) por la violación y asesinato de una mujer de 20 años de edad en Okinawa.

El Tribunal de Distrito de Naha dictó la sentencia a Kenneth Franklin Shinzato, de 33 años, en línea con la demanda de la pena que solicitaron los fiscales.

“No hay espacio para atenuantes por su motivo egoísta y la grave responsabilidad penal”, dijo el tribunal.


Shinzato admitió a los cargos de violación con resultado de muerte y abandonar el cuerpo de la víctima, admitió que él tenía la intención de violarla pero negó el intento de asesinato. Shinzato dijo durante el juicio: “No tenía la intención de causarle la muerte”.
Shinzato y su víctima no se conocían.

Los fiscales dijeron que Shinzato “apuñaló a la víctima en el cuello con un cuchillo tres o cuatro veces y la golpeó con una barra en la parte posterior de su cabeza entre cinco y 10 veces”, añadiendo que esto significaba claramente “que tenía la intención de matar a la víctima.”


El caso provocó la ira del público y fortaleció aún más el sentimiento anti-base de los ciudadanos de Okinawa, prefectura que alberga la mayor parte de las instalaciones militares estadounidenses en Japón y deben hacer frente a los delitos cometidos por sus soldados o personal asociado.

Shinzato era un ex-marine. Sirvió entre los años 2007 al 2014. Desde el 2015 se desempeñaba como un empleado civil bajo una cia. de internet dentro de la Base Aérea Kadena.