Crean en Japón un dron para evitar que empleados hagan horas extras

Compartir

Si no se van a su casa a la hora que deben irse “sufrirán las consecuencias”.
Una compañía nipona ha desarrollado un robot que promete solucionar el problema de los funcionarios que trabajan demasiado.
En Japón, la idea de trabajar horas extras está relacionada a un fuerte sentido de responsabilidad y de lealtad a la compañía. Los últimos años eso se ha convertido en un serio problema, ya que ha llevado a varias muertes por agotamiento (karoshi)


La compañía Taisei encontró una solución insólita a ese problema: un dron que molesta al trabajador que se quede haciendo horas extras innecesarias para que se vaya a casa.

La idea es que el intenso ruido haga que el trabajador o trabajadores apaguen la luz y se vayan a casa. La empresa menciona que en un futuro se planea instalar una cámara para detectar qué empleados continúan trabajando a pesar que no se les ha solicitado que lo hagan.