Compartir

La Policía Metropolitana de Tokio arrestó a un paquistaní que se sospecha tiene participación en varios casos de carteristas en el área de Ueno, en Taito-ku.

A las 3:25 p.m. del sábado, Muhammad Atif, un hombre de negocios independiente de 46 años que vive en la ciudad de Soka, prefectura de Saitama, supuestamente le abrió una bolsa a un comprador de 62 años en la calle de tinedas Ameyoko Shotengai e intentó sacar su billetera.


Debido a las denuncias policías de paisano patrullaban las calles. Uno de ellos vió a Atif comportándose sospechosamente, lo siguió y lo detuvo en la escena. El paquistaní que ha sido acusado de intento de robo, niega las acusaciones. “La bolsa estaba abierta, así que me acerqué para decirle del peligro”, le dijo a la policía.

También se sospecha que Atif está envuelta en ocho incidentes similares ocurridos desde enero, robos de carteras por un aproximado de 247,000 yenes.