Compartir

Alrededor de las 6:15 pm de ayer un grupo de 4 o 5 hombres invadió una oficina ubicada en la localidad de Ishihara-cho, ciudad de Ota.

Los hombres usaban cascos que les cubría toda la cara para evitar ser reconocidos.

Al momento del asalto en la oficina estaba solo una empleada (30 años) y los hombres le exigieron les diga dónde se guarda el dinero. También la golpearon en la cabeza, le taparon la boca empleada con una cinta adhesiva y le ataron las manos y las piernas usando la cinta.


Al no encontrar el dinero de los salarios cogieron una bolsa que contenía 100,000 yenes en efectivo y escaparon.
Otro trabajador informó a la policía cuando regresó a la oficina y vio a su compañera atada.
Todo los meses el día 10 es el día del pago de sueldos en esta compañía, la policía busca los autores.