Compartir

Un hombre de 91 años ha sido arrestado por conducir de forma imprudente que resultó en graves lesiones causadas a una niña de un año en Fujiidera, Osaka.

La policía dijo que la niña vivía cerca y había salido de la casa sin que su madre lo notara.

Ella caminó hacia la calle donde fue golpeada por un automóvil que siguió su marcha. Un transeúnte notó la marca y el número de matrícula del automóvil, lo que llevó a la policía a identificar al conductor, Akira Kurooka, 91 años.


La policía dijo que Kurooka conducía sin licencia válida porque se venció hace seis años, les dijo que no recuerda haber atropellado a alguien mientras conducía.

La niña sufrió una fractura de cráneo y está en estado grave, dijo la policía hoy.