Compartir

La policía metropolitana de Tokio arrestó a un hombre de 33 años que admite haber escupido y arrojado orina a decenas de mujeres en el barrio de Adachi y sus alrededores durante los últimos seis años.

En la mañana del 26 de diciembre, Masanari Doto, de ocupación desconocida, usó una bicicleta para acercarse a una mujer, de unos 20 años, mientras caminaba en dirección opuesta en una calle en el área de Shimane y le escupió en la cabeza y en la mano derecha.

Doto, que ha sido acusado de asalto, admite las acusaciones. “Además, llevaba una lata de café que contenía mi propia orina y lo salpiqué a mujeres y niños”, le dijo el arrestado a la policía.


Doto era buscado por la policía después de que fue captado por una cámara de seguridad usando una bicicleta cerca de la escena del crimen del 26 pasado.

Doto estima que cometió el mismo crimen unas 50 veces en las calles de Adachi y Suginami desde enero de 2012. “Tengo un complejo con las mujeres”, dijo. “Quería que se dieran la vuelta hacia mí”. (振り向いてほしかった)

En algunos casos, tocó los cuerpos de las víctimas y los besó, dijo la policía.

Desde mayo del año pasado, la estación de policía recibió 14 denuncias de mujeres que dijeron que les habían escupido o salpicado de orina.