Sentencia a muerte a ex-empleado de asilo por la muerte de 3 ancianos. Kanagawa

Un tribunal condenó hoy a muerte a un hombre de 25 años por matar a tres ancianos residentes en un hogar de ancianos para el que trabajaba en la ciudad de Kawasaki.
(Para ler em português, clique aqui:) [GTranslate]
El Tribunal de Distrito de Yokohama encontró a Hayato Imai culpable de asesinar a Tamio Ushizawa, de 87 años, Chieko Nakagawa, de 86, y Nobuko Asami, de 96, arrojándolos desde los balcones de las instalaciones.

A pesar que en un principio confesó su autoría Imai se declaró inocente y dijo que hizo declaraciones falsas para evitar la presión de la policía durante los interrogatorios, pero el juez Hidetaka Watanabe dijo que “no había presión por parte de la policía y que las explicaciones que dio en un principio eran racionales” y su confesión inicial fue “altamente creíble”.

Los fiscales pidieron la pena de muerte, diciendo que lo que dijo a los investigadores coincidía con la escena del crimen y que su confesión no era imaginaria, sino que se basaba en la experiencia y recuerdos reales.


El equipo de la defensa pidió que Imai fuera absuelto diciendo que era posible que las muertes de las víctimas pudieran haber sido suicidios.

Ushizawa murió después de caer desde un balcón de la instalación en noviembre de 2014, y Nakagawa y Asami también murieron en dos ocasiones distintas al mes siguiente.

Las sospechas sobre sus muertes solo surgieron en septiembre de 2015, lo que resultó en el arresto de Imai el 15 de febrero de 2016. Imai había sido la única persona que trabajaba en turnos nocturnos cuando los tres murieron.

La policía citó a Imai diciendo, durante los interrogatorios iniciales, que él había asesinado a los tres porque sentía que cuidarlos era “problemático”. Pero empezó a guradar silencio tres días después de ser arrestado por los asesinatos.