Detenidos en Centro de Inmigración realizan huelga de hambre protestando por suicidio.

Compartir

En el Centro de Inmigración del Este de Japón ubicado en la ciudad de Ushiku, prefectura de Ibaraki, actualmente unos 330 extranjeros están detenidos, personas que no tienen visado vigente y que fueron ordenados a salir del país.

Según el centro, algunos de estos detenidos no aceptan la comida desde la mañana del día 15.


En este centro se suicidió un detenido hindú (de India) en sus 30 años el día 13.

El hindú solicitaba liberación provisional mientras se decidía su caso pero no fue permitida su solicitud. Al parecer la razón de la huelga de hambre de los detenidos es para protestar contra la atención del centro a este hindpu y la detención durante largo plazo en el centro a lo que son sometidos.