Inicio JAPON Los esfuerzos de Japón para aumentar el turismo y el nuevo impuesto...

Los esfuerzos de Japón para aumentar el turismo y el nuevo impuesto de salida

Compartir


De un tiempo a esta parte, Japón lleva haciendo todo lo posible para aumentar el turismo y, por ende, mantener su economía en el futuro, que se verá afectada en gran medida por el descenso de la natalidad y el envejecimiento de la población.

En 2018, más de 30 millones de turistas foráneos visitaron el archipiélago nipón. Su contribución a las economías locales ha sido destacada, con un gasto en alojamiento, transporte y regalos superior a los 36.000 millones de dólares. Por ello, el Gobierno central se propone que la cifra anual de visitantes procedentes del extranjero llegue a los 40 millones en 2020, año en que Tokio será sede de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

El gobierno afirma que la recaudación generada por el impuesto de salida que acaba de entrar en vigor en Japón se utilizará para mejorar los servicios turísticos.

Con todo, el aumento del turismo acarrea consigo una repercusión negativa en las comunidades locales. El ruido por la noche y la mala gestión de la basura se han convertido en un problema a raíz del aumento de los alquileres vacacionales entre particulares en Tokio y Kioto, dos de los destinos turísticos que más gustan a los visitantes de otros países. Además, ha habido casos de allanamiento y de pintadas en las inmediaciones de algunos sitios turísticos.

El profesor Hirotaka Yamauchi, de la Universidad Hitotsubashi y presidente de la comisión del Gobierno encargada del impuesto de salida, opina que, si Japón quiere que haya más turistas foráneos, debe utilizar los fondos recaudados del nuevo impuesto para convertirse en un país más atractivo y satisfactorio.

Yamauchi señala que quienes residen en Japón se enfrentan a problemas derivados del turismo, como las aglomeraciones en los transportes de zonas turísticas. Por ello, dice el experto, es necesario tomar medidas para atajar estas situaciones.