Inicio PERU La violencia terrorista desplaza a más peruanos en el Vraem

La violencia terrorista desplaza a más peruanos en el Vraem

Compartir

Dos semanas antes de morir, el dirigente vecinal Elvis Sayme Curo había resistido medio centenar de azotes con bejucos, en las alturas de Alto Mantaro (Junín). Lo acusaban de ser informante del Ejército, de gestionar la instalación de una base militar en su pueblo y no acatar las órdenes que impartía el grupo terrorista a cargo de ‘Fernando’. Elvis quedó atado con las mismas ramas que le dejaron el cuerpo contrahecho pero, aquella vez, sobrevivió.

LEA AQUI