Emperador visita la tumba de su padre, el emperador Hirohito, una semana antes de su abdicación.

Compartir

El emperador Akihito y la emperatriz Michiko visitaron hoy la tumba del emperador Hirohito, en las afueras de Tokio, para una ceremonia oficial con motivo de la abdicación del emperador el 30 de abril.


La visita al mausoleo de su padre en el cementerio imperial de Musashino, en Hachioji, se encuentra entre las 11 ceremonias programadas por la abdicación del emperador de 85 años de edad, la primera de un monarca japonés vivo en más de dos siglos, y es el último rito antes del día de la abdicación.

El emperador, vestido con un traje, y la emperatriz, con un vestido largo, ofrecieron oraciones en el mausoleo durante el ritual “Shinetsu no gi”.

El príncipe heredero Naruhito, de 59 años, quien ascenderá al Trono del Crisantemo el 1 de mayo, participará de manera similar en varias ceremonias y rituales para marcar su sucesión.


Ya está lista la edición de MAYO.
Clique en la imagen.