Inicio JAPON Extranjero murió en Centro de Detención de Inmigración debido a huelga de...

Extranjero murió en Centro de Detención de Inmigración debido a huelga de hambre


La agencia de inmigración reveló hoy que un hombre nigeriano murió de inanición en junio en una de sus instalaciones después de que inició una huelga de hambre por su prolongada detención informa el diario Asahi.

La primera muerte de este tipo en Japón ocurrió en el centro de inmigración en Omura, Prefectura de Nagasaki, el 24 de junio, según la Agencia de Servicios de Inmigración.

La agencia concluyó en un informe que el hombre, que tenía alrededor de 40 años, había rechazado la comida o el tratamiento médico y que la instalación no podía tratarlo por la fuerza, informando que su respuesta a la situación “no fue inapropiada”.


El hombre fue condenado en varios casos penales, incluido el robo, y fue llevado al centro de detención después de que fue liberado provisionalmente de prisión en noviembre del 2015.
El informe dijo que no podía ser liberado del centro dada la gravedad y la naturaleza repetitiva de sus crímenes informa el diario Asahi.

Los centros de detención de inmigrantes de Japón retienen a personas que han excedido sus visas o que han recibido la orden de deportación, entre otros. Muchas personas terminan detenidas durante mucho tiempo si se niegan a ser deportadas o si sus países de origen se niegan a aceptar su regreso.

Ha habido otros casos de huelgas de hambre por parte de detenidos que buscan ser liberados de los centros, y grupos cívicos han criticado a las autoridades de inmigración por mantenerlos durante largos períodos, diciendo que es un problema de derechos humanos.


La agencia también dijo en el informe: “El problema de la detención prolongada debería resolverse facilitando la repatriación”, al tiempo que pidió considerar medidas para prevenir huelgas de hambre y hacer obligatorio que los centros de detención brinden tratamiento médico a los detenidos cuando sea necesario informa Asahi.

El centro se enteró el 30 de mayo de que el hombre había dejado de comer. Según el informe, las autoridades del centro revisaron su estado de salud e intentaron persuadirlo para que comiera o recibiera tratamiento.

El hombre, que se había casado con una mujer japonesa pero luego se había divorciado, se había negado a ser deportado porque tenía familia en Japón.

Según la Agencia, fines del año pasado, 1.246 personas estaban detenidas en instalaciones de inmigración, de las cuales 681 estuvieron detenidas durante más de 6 meses.
↗️ Solicitamos COMPARTIR
——
Resumen: Asahi
Link de la noticia: AQUI