Inicio JAPON Guarderías en Japón niegan inscripción de niños que estuvieron en China

Guarderías en Japón niegan inscripción de niños que estuvieron en China


En una reacción exagerada por el coronavirus, (afirma el diario Asahi) algunas guarderías y jardines de infancia están evitando a los niños japoneses que han regresado recientemente de China informa el diario Asahi.

Una mujer de Tokio de unos 40 años dijo que se quedó conmocionada cuando le dijeron que no podía visitar un jardín de infantes donde evaluaba inscribir a su hijo. “Si ha regresado de China, no puede“, le dijo un funcionario de la escuela.

Su familia ha vivido en Guangzhou, en el sur de China, desde hace un año y medio, debido al negocio de su esposo.

★ Japón: por qué tantos niños se niegan a ir a la escuela. En Japón, cada vez más y más niños se niegan a ir a la escuela: se trata de un fenómeno conocido como “futoko”. Vea >>AQUI

Ella y sus dos hijos, un niño y una niña de prekindergarten, regresaron a Japón el 5 de enero, antes de las vacaciones del Año Nuevo Lunar en China del 24 al 30 de enero.

Inicialmente, planeaban regresar a China después de un mes. Pero decidió permanecer en Japón más tiempo esperando que la epidemia de coronavirus sea frenada en China.

Por ello. la mujer llamó a un jardín de infantes privado cerca de la casa de sus padres para preguntar sobre la inscripción para que  su hijo pueda asistir a partir de abril.

Dijo que un funcionario de jardín de infantes fue inicialmente amable, pero la recepción se volvió fría después de que ella mencionó que habían regresado de China.

Si quiere visitar nuestra escuela, puede hacerlo pero desde fuera de la cerca de la escuela“, dijo el funcionario. “Solo puede visitarnos después de la ceremonia de graduación de kindergarten en marzo”.

Según todos los indicios, ha pasado el tiempo de brote de síntomas que se calcula en 14 días (ellos regresaron a principios de Enero) y está claro que ella y sus hijos no están infectados por la nueva cepa de coronavirus.

Se cree que el período de incubación del virus es de 14 días.

☞ El año de Pokémon. Algunas de las sorpresas que se avecinan.
Vea >>AQUI

Más de un mes después de su regreso a Japón, no muestran síntomas de neumonía, como tos y fiebre.

A pesar de que le dijo a los funcionarios de jardín de infantes que presentaría los resultados de sus controles médicos y sus pasaportes que muestran la fecha de su entrada en Japón, los funcionarios ni se inmutaron.

“Hemos sido tratados como gérmenes que causan enfermedades”, dijo.

En una entrevista con el Asahi Shimbun, la vicepresidenta del jardín de infantes se disculpó por no poder aceptar su solicitud y dijo que rechazó la visita de la mujer con el fin de proteger a los niños de la escuela.

El vicedirector dijo que a la escuela le preocupa la exposición de los niños de jardín de infantes a riesgos potenciales ya que muchos eventos programados para el mes traerán una gran cantidad de visitantes a la escuela.

Alertado por la mujer, el gobierno local con jurisdicción sobre el jardín de infantes ordenó a los funcionarios de la escuela que “manejen la situación de manera apropiada” y calificaron su negativa como “una reacción exagerada”.

En otro caso, una mujer de Tokio de 38 años que regresó de Shanghai a fines de enero describió una recepción similar.

Cuando decidió poner a su hijo de 2 años en una guardería a principios de este mes, un funcionario de la escuela le dijo que no pueden venir a menos que presente un documento que certifique que no están infectados con el coronavirus.

Pero las pruebas en Japón para descartar infección se limitan a aquellos que visitaron la provincia china de Hubei, donde comenzó el brote, en las últimas dos semanas o tuvieron contacto cercano con los habitantes. La mujer dijo que un centro de salud pública se negó a evaluar a las personas que aún no muestran síntomas de la enfermedad. La guardería le pide un certificado y el centro de salud no se lo da porque no reúne los requisitos, la mujer dijo que ella y su hijo se recluirán en su casa durante unas dos semanas.

En la prefectura de Chiba, la junta de educación de la prefectura actuó rápidamente al pedir a los maestros el estar vigilantes para evitar los prejuicios contra los niños que regresan de China.

Unos 180 evacuados japoneses han estado alojados en un hotel en la prefectura desde que regresaron de Wuhan, el epicentro del brote y capital de la provincia de Hubei, en un avión alquilado por el gobierno a fines de enero. El gobierno reservó el hotel.

❆ Ropa nueva hecha con ropa vieja. Reciclando con mínimo impacto al medioambiente. Vea >>AQUI

La junta se preocupa que, no solo de los niños que regresaron de China, sino también los hijos del personal que trabaja en el hotel y del hospital que atiende a pacientes con la enfermedad, podrían convertirse en blanco de prejuicios por parte de sus compañeros.

Las autoridades educativas de Chiba están decididas a no permitir que se repita la intimidación que se produjo contra los niños que fueron evacuados del accidente nuclear de Fukushima en 2011. Algunos niños fueron acosados debido a su posible exposición a materiales radiactivos.

El Ministerio de Educación emitió una directiva para los maestros de los jardines de infantes y hasta de las escuelas secundarias a fines de enero, instándolos a estar alerta contra los prejuicios relacionados con la infección por coronavirus entre los niños y ser lo más flexible posible al aceptar estudiantes que se transfieren de otras escuelas.
Resumen: Asahi
Link de la noticia: AQUI