Inicio JAPON Gbno. de Japón se disculpa con extranjero detenido en Inmigración y pagará...

Gbno. de Japón se disculpa con extranjero detenido en Inmigración y pagará compensación. Osaka

78


Se ha llegado a un acuerdo en una demanda en la que un hombre turco demandó al gobierno japonés pidiendo una indemnización de 42 millones de yenes (unos 397.740 dólares), alegando que los funcionarios de inmigración de Osaka le fracturaron el brazo derecho al tratar de sujetarlo en un centro de detencióninforma el diario Mainichi. (Link a la noticia original está al pie)

En virtud del acuerdo alcanzado en el Tribunal de Distrito de Osaka el gobierno nacional emitió una disculpa admitiendo que Murat Orhan, de 36 años, se fracturó el brazo debido a las medidas opresivas tomadas por los funcionarios, y acordó hacer un pago de 3 millones de yenes.

En el documento del acuerdo también se planteaba la intención de evitar que se repitiera, al afirmar: “Se ha confirmado que el Gobierno se esforzará más que nunca por garantizar un trato adecuado a los detenidos, respetando sus derechos humanos”.

Según la denuncia y otras fuentes, Orhan llegó a Japón en enero de 2015, pero fue detenido en un centro de inmigración, ya que había sido deportado anteriormente debido a una estancia ilegal. El incidente en el centro de detención de la Oficina Regional de Inmigración de Osaka ocurrió en julio de 2017, cuando el turco tiró un libro a la pared porque se enojó por la orden de los funcionarios de que abriera ampliamente la boca para comprobar que tomaba su medicina. Las imágenes de la cámara de vigilancia publicadas por la oficina de inmigración mostraban a siete u ocho funcionarios arrastrándolo a la sala de custodia, empujándolo al suelo y esposándolo con los brazos retorcidos a la espalda informa Mainichi.

Los oficiales mantuvieron al hombre en el suelo durante unos 10 minutos.

Orhan sufrió una fractura del brazo derecho en ese momento, y presentó una demanda en mayo de 2018, alegando que las medidas adoptadas por los funcionarios para retenerlo fueron más allá de los límites, y dijo que no mostró resistencia reconociendo que estaba molesto y que arrojó el libro a la pared.

Al detenido se le concedió la libertad provisional después de presentar la demanda, y se casó con una mujer japonesa en 2019. Actualmente está solicitando la residencia legal mientras vive en la Prefectura de Osaka. Los rastros de la fractura del hueso permanecen en su brazo derecho, y aparentemente todavía no puede sostener un equipaje pesado.

Orhan dio una conferencia de prensa en la ciudad de Osaka el 1 de octubre y dijo: “Me sentí aliviado al oír las disculpas. Me gustaría que la oficina de inmigración no usara la violencia contra los extranjeros.” informa Mainichi.

La Oficina Regional de Inmigración de Osaka comentó: “Aunque los funcionarios ejercieron la fuerza física de acuerdo con las normas, y las tareas se realizaron de acuerdo con la ley y los reglamentos, es lamentable que le fracturan el brazo al hombre como resultado”. Nos esforzaremos por seguir asegurando el tratamiento adecuado de los detenidos”.
Resumen: Mainichi
Link de la noticia: AQUI