Hombre que donó a escuela dinero para libros durante décadas en forma...

Hombre que donó a escuela dinero para libros durante décadas en forma anónima se presentó a la escuela.

Compartir

Un hombre que de forma anónima donó dinero cada mes a una escuela primaria por alrededor de 40 años, para que se adquieran libros para los estudiantes, se presentó a sí mismo después de enterarse de que la escuela cerrará en la próxima primavera.
El hombre, que se reunió con los estudiantes de la escuela el 4 de diciembre, es Shoji Konno, de 68 años, un ex empleado que vive en la ciudad de Sendai.
Dijo que en el año 1973, cuando visitó la escuela, estaba consternado por la pequeña colección de libros de la escuela.
Konno contó que después de haber perdido a su padre cuando estaba en la escuela secundaria y completado sus estudios con la ayuda de la financiación pública de la ciudad, dijo que quería “devolver el favor” a su ciudad natal.
De 1974 en adelante, comenzó a donar unos miles de yenes por mes, todos los meses, sin falta. En los sobres con dinero que él enviaba siempre escribía como remitente solo que es “de parte del viejo hombre de Tsuruoka,” (Tsuruoka no Ojisan) e incluía mensajes con las donaciones mencionando que quería la escuela utilizara el dinero para comprar libros para los niños.
En total, el dinero enviado a través de los años llegó a 2,2 millones de yenes que la escuela ha utilizado para comprar alrededor de 1.500 libros. Cada año, la escuela celebraba una fiesta de agradecimiento al “hombre viejo de Tsuruoka”, al que no conocían, donde los estudiantes leían partes de los libros adquiridos y los padres y tutores también leían libros en voz alta para los estudiantes. Una fiesta dedicada a la lectura.
banner_toyoDebido a que cada año se ha ido reduciendo el número de estudiantes, actualmente solo 24, la escuela cerrará en Marzo del 2016 para fusionarse con otra.
Cuando Konno se enteró del cierre escribió a la escuela con su verdadero nombre mencionando que ya no enviará el dinero dado que la escuela dejará de existir. La dirección de la escuela decidió preguntarle si podía acercarse a la escuela para saludarle y agradecerle personalmente, algo que Konno aceptó. Durante todos los años los niños siempre supieron que “un hombre viejo” enviaba un poco de dinero para sus libros. El día que Konno apareció en la escuela un niño le dijo que “yo estaba muy feliz cada vez que un nuevo libro llegaba. Muchas gracias por 40 años de libros que han profundizado nuestra imaginación y nuestros conocimientos.”
Esta escuela se fusionará con otra y los libros adquiridos con las donaciones de Konno pasarán a formar parte de la nueva escuela.
Reunirme con los niños me dio la felicidad de sentir que a través de la lectura habían aprendido sobre lo maravilloso que es tener sueños y esperanzas” ha dicho el “viejo de Tsuruoka”
Resumen: Asahi
Link de la noticia y VIDEO: http://mercado-latino.co/aN3U