Comida vendida para llevar o entregada (delivery) no verá aumento en el...

Comida vendida para llevar o entregada (delivery) no verá aumento en el impuesto

Compartir

El gobernante Partido Liberal Democrático (PLD) y su socio en la coalición gubernamental, el Komeito, acordaron ayer que los alimentos comprados para no consumir en el local (para llevar) o entregadas a los hogares (delivery) estarán sujetos a una tasa menor de impuesto al consumo cuando el impuesto sea elevado en abril del 2017.
El impuesto al consumo está programado para elevarse a 10 por ciento, mientras que los productos afectos a una tasa de impuesto reducida retendrán el impuesto de consumo actual de 8 por ciento.
mybrasil1El alcance incluye los alimentos consumidos en los patios de comida (food court) de los centros comerciales.
En los combini o tiendas de conveniencia, incluso si tienen un área en la tienda para comer los productos comprados y consumidos allí en depósitos desechables, como para llevar,  recibirán también la exención de elevar el impuesto. Se espera que esto dé a las tiendas de conveniencia una ventaja competitiva sobre los restaurantes de comida rápida (como McDonalds, MosBurguer, KFC y otros) en que sí verán elevar el impuesto a 10% al ser consumidos en el local.