La obsesión nipona convierte los retretes japoneses en los mejores del mundo

La obsesión nipona convierte los retretes japoneses en los mejores del mundo

Compartir

Si existe algo que apasiona a los japoneses son los aseos. Los esfuerzos que dedica el país nipón al cuarto más pequeño de la casa coloca los baños japoneses entre los mejores del mundo. Dicha obsesión alcanza su máxima expresión en inodoros recubiertos de oro, rodeados por un acuario gigante o en aquellos que meten al usuario en la piel de un saltador de esquí.
[La noticia completa AQUI]