Anciano que estaba arrestado por asesinato murió debido a que se negaba a comer. Saitama

Compartir

El día 5, Seiichi Kunisaki (83 años) fue arrestado por sospecha del asesinato de su esposa Kyoko (77 años) en su casa ubicada en Ogawa-machi, Hiki-gun.

Kunisaki acuchilló a su esposa en el cuello, luego intentó suicidarse y se cortó el cuello y la muñeca pero fue descubierto y trasladado al hospital.
En la policía Kunisaki explicaba que estaba cansado de cuidar a su esposa quien sufría de demencia por eso intentó morir con ella. Después del arresto, Kunisaki se negaba comer y no daba muchas explicaciones sobre lo que había ocurrido. Kunisaki no se encontraba bien de salud porque continuaba sin comer, por ello la policía lo trasladó al hospital el día 17.
Sin embargo en el hospital tampoco comía, el hospital lo alimentaba en forma intravenosa pero ayer Kunisaki murió.
La policía comenta que no hubo problema en la investigación, el arrestado no dio detalles de sus acciones, tampoco la razón por qué no desea comer.
Lamenta este resultado a pesar de que la policía trató de convencerle de que se alimentara.