Juez ordenó detener el reinicio de reactores de la central nuclear de Takahama. Fukui

Compartir

[useful_banner_manager_banner_rotation banners=5,6,7 interval=5 width=300 height=250]

Un tribunal distrital japonés ordenó hoy a KEPCO (Kansai Electric Power Co.) no operar sus dos reactores nucleares que fueron reactivados, lo que constituye un duro golpe al  gobierno en su esfuerzo por impulsar nuevamente el uso de la energía nuclear luego de la entrada en vigencia de los nuevos requisitos de seguridad introducidas después de la catástrofe de Fukushima del 2011.
banner_inextiadic15
En la emisión de la orden judicial sobre la planta de Takahama, el Tribunal de Distrito de Otsu citó “puntos problemáticos” en las medidas de emergencia ante accidentes graves y las dudas sobre el desempeño de la empresa sobre contramedidas ante un tsunami y planes de evacuación.
La planta de Takahama, en la prefectura de Fukui, es una de las dos centrales nucleares que están actualmente en funcionamiento. La orden judicial obligará al operador a apagar la unidad Nº 3, que fue reiniciado a finales de enero, y a mantener apagado el N ° 4 cuyo funcionamiento recientemente fue suspendido debido a problemas durante su reinicio.