Japón pide a 6 embajadas su colaboración para reducir indocumentados de sus...

Japón pide a 6 embajadas su colaboración para reducir indocumentados de sus países.

Compartir


Las autoridades de inmigración japonesas han pedido a las embajadas de seis países el promover la repatriación voluntaria de sus nacionales que se encuentran en Japón con estadía ilegal según anunciaron fuentes del Ministerio de Justicia informa 47News.
Frente a un creciente número de extranjeros que se encuentran ilegalmente en Japón, la Oficina de Inmigración del Ministerio hizo la solicitud a las embajadas de China, Indonesia, Filipinas, Tailandia y Vietnam, así como la Oficina Económica y Cultural de Taipei en Japón, que funciona como embajada de facto de Taiwán, según las mismas fuentes.
El número de esos residentes sin visado era de alrededor de unos 63.000 al 1 de enero, y el número más grande son los nacionales de Corea del Sur, con alrededor de 13.000, seguido de China.
La Oficina de Inmigración pidió a las embajadas el utilizar sus sitios web o distribuir folletos traducidos que les permita a sus ciudadanos conocer del “sistema de orden de salida”, en las que los extranjeros puedan regresar a sus países de origen sin detención si cumplen ciertas condiciones, como presentarse voluntariamente a una oficina de inmigración.
El sistema de orden de salida, destinada a reducir drásticamente el número de residentes extranjeros ilegales en Japón, se introdujo en el año 2004 con la modificación del control de la inmigración y reconocimiento de refugiados.
Mientras que los deportados de Japón no pueden solicitar el volver a entrar en el país luego de al menos cinco años, las personas que salen de Japón bajo el sistema de orden de salida pueden hacerlo después de pasar un año en el extranjero.
Tras alcanzar un máximo de indocumentados de alrededor de 298.600 en 1993, el número de extranjeros que se encuentran ilegalmente en el país fue en descenso hasta hace dos años cuando nuevamente se elevó informa 47 News
El aumento, se piensa, se debe a la relajación de los requisitos de visado para algunos ciudadanos asiáticos y el aumento del número de extranjeros que vinieron a Japón a través de programa de capacitación técnica (ginoshusei), de acuerdo con expertos. Luego de su período permitido no regresaron a sus países.
La Oficina de Inmigración está endureciendo su control y pidiendo a las empresas, que contraten a extranjeros, el cumplir con las limitaciones de empleo indicadas en las tarjetas de residentes.
Resumen: 47News
Link de la noticia: aqui
.

. .