Japón no sabe qué hacer con los árboles que plantó hace 70...

Japón no sabe qué hacer con los árboles que plantó hace 70 años

Compartir


¿Cómo se puede plantear una inversión a 70 años vista? El director financiero de Sumitomo Forestry, una empresa nipona especializada en el negocio de la madera, tiene enorme suerte de no haber tenido que plantearse esta duda tras la Segunda Guerra Mundial. Pero eso no quiere decir que lo tenga fácil para dilucidar, ahora, cuál es el retorno esperado de las miles de hectáreas repletas de un arbol cuya madera es de una calidad excelente, pero que el mercado sencillamente no quiere comprar.

Hace siete décadas, y tras capitular de forma humillante ante Estados Unidos, la economía nipona tuvo que arrasar con buena parte de sus reservas madereras para alimentar la reconstrucción de sus ciudades. En las peladas laderas, y con el objetivo de esquivar la deforestación por segunda vez en su historia, las autoridades del archipiélago (tuteladas de forma directa por Washington) decidieron plantar dos tipos de árbol: sugi e hinoki.
[La noticia completa AQUI]