Mujeres: Sushi contra el machismo japonés

Mujeres: Sushi contra el machismo japonés

Compartir


Aparentemente, pocos platos son más sencillos de cocinar que el sushi. El estilo nigiri consta solo de una cama de arroz, un toque de wasabi —pasta picante elaborada con la raíz del rábano homónimo—, y una fina lámina de pescado crudo como colofón. La versión maki es algo más complicada, ya que se trata de un rulo de arroz recubierto por una piel de alga seca con pescado y verdura en su corazón. En cualquier caso, como sucede a menudo en Japón, las apariencias engañan, y preparar un buen sushi es un arte muy delicado. Basta con visitar cualquier restaurante especializado para certificar que los cocineros parecen estar trabajando en un quirófano. Buscan la perfección en todos los parámetros, desde el punto de cocción del arroz, que se suele sazonar con algo de azúcar y de vinagre, hasta la temperatura a la que se sirve. El pescado, lógicamente, debe ser lo más fresco posible, y cualquier chef que se precie madruga para comprarlo en persona.

Es precisamente en estos pequeños detalles donde se encuentran las excusas que muchos japoneses dan para explicar por qué no aceptan que las mujeres preparen este plato. “La creencia más extendida es que nuestras manos están más calientes que las de los hombres, y que eso aumenta la temperatura del arroz y del pescado por encima de lo que se considera idóneo”, explica Yuki Chizui, una de las responsables de un revolucionario restaurante de Tokio. Nadeshico Sushi es, entre los 35.000 restaurantes listados por la Asociación Japonesa de Sushi, el primer local de este tipo gestionado exclusivamente por mujeres: desde la administración, hasta la cocina.
[La noticia completa AQUI]