El japonés que aún busca bajo el agua a su esposa desaparecida...

El japonés que aún busca bajo el agua a su esposa desaparecida en el tsunami

Compartir


El cuerpo de Yuko Takamatsu debía estar mar adentro, en algún lugar frente a las costas de Japón. Ya habían pasado dos años y medio desde el tsunami que asoló la costa este del país y nadie la había encontrado. En realidad, nadie la estaba buscando salvo quien más la quería, su esposo, Yasuo Takamatsu.
Para enero de 2016, Yasuo ya había realizado 110 inmersiones, de entre 40 y 50 minutos cada una. No sólo en busca de un cuerpo, sino también de cualquier prenda de ropa o accesorio que le permitiera identificar a su mujer después de cinco años en el mar.
Durante esos primeros días de búsqueda, a veces Yasuo caminaba cerca de los soldados para escucharlos hablar por radio. Si se enteraba del hallazgo de algún cuerpo, les preguntaba de inmediato qué ropa tenía puesta. En el momento de su desaparición, Yuko vestía pantalones negros y un abrigo color camello. Y aunque Yasuo nunca dejó de buscar a su mujer, siempre sentía una especie de alivio al saber que el cuerpo hallado no era el de ella.
La primera oleada fue baja y pasó de largo, pero de pronto empezó a subir vertiginosamente de seis a casi 20 metros de altura. En cinco minutos, el océano había engullido el primer piso del edificio. El gerente mandó evacuar a todo el personal al punto más alto del edificio, un pequeño cuarto de máquinas al que se accedía por una escalera vertical de metal de tres metros. El gerente fue el último en subir, y cuando puso el último pie en el improvisado refugio, el edificio ya estaba completamente cubierto por el agua.

[La noticia completa AQUI]