Shikoku, la isla más sagrada y misteriosa de Japón

    Compartir

    La isla de Shikoku, cuyo nombre significa cuatro países, es el escenario de un peregrinaje milenario en uno de los paisajes más inhóspitos y abrumadores de Japón, al que acuden peregrinos de todo el país para alejarse de la rutina de la ciudad.

    Hasta hace algo menos de tres décadas, cuando la meridional isla de Shikoku se unió a la vertebral Kyushu por un conjunto de puentes que aún mantienen el título de los más largos del mundo, las cuatro provincias (Ehime, Kagawa, Kochi y Tokushima) que las componen eran unas desconocidas para la mayoría de los nipones.

    >> Vea el artículo completo AQUI